Pecamos, una vez al mirarnos.
Pecamos, una vez al hablarnos.
Pecamos, otra vez al tocarnos.
Pecamos, no me preguntes porque.
Pecamos, una vez al besarnos.
Pecamos, una vez al amarnos.
Pecamos, una vez al mentirnos,
y hoy estamos aquí, amándonos, queriéndonos.

Si pecamos, fuimos concientes que lo nuestro era mentira.
Jugamos al amor pero fingíamos.
Y hoy estamos aquí amándonos.
Si pecamos, bien supimos esto era una locura,
no importaba nada mas que nuestras vidas.
Y hoy estamos aquí amándonos.

Pecamos, una vez al hablarnos.
Pecamos, una vez al amarnos.
Pecamos, una vez al mentirnos.
Y hoy estamos aquí amándonos queriéndonos.